Loading...
Entorno 2017-09-04T06:23:28+00:00

La Fundación Manolo Paz se encuentra situada en uno de los inigualables parajes de la comarca del Salnés, junto al estuario del río Umia en el lugar de Quintáns en la parroquia de Castrelo (Cambados). La reserva de aves marítimas, la presencia del Océano Atlántico y de la costa, son algunas de las compañías naturales de la obra de Manolo Paz y de su Museo.

Zona de marisqueo y pesca, el área de Cambados se caracteriza por la fuerte presencia de la piedra como elemento arquitectónico fundamental. El conjunto arquitectónico de Cambados tiene, al igual que la obra de Manolo Paz, el granito como elemento básico en sus construcciones, al igual que los innumerables molinos que pueblan la comarca. La Torre de San Sadurniño, la Ermida da Pastora, la Casa das Cunchas o el área de la Plaza de Fefiñáns que comprende el Pazo de Fefiñáns, la Torre do Homenaxe o la iglesia de San Bieito son solo algunos de sus ejemplos de arquitectura destacada. La presencia de las grandes familias nobles gallegas hicieron de esta área una zona llena de enormes Pazos. Los Alba, los Valladares, los Bazán, los Sotomayor o los Figueroa entre otros, levantaron grandes edificaciones de granito en las que resuenan los estilos Renacentista y Barroco y que hacen que hoy en día el Conjunto Histórico de Cambados esté declarado Bien de interés cultural.

La Fundación Manolo Paz viene de alguna manera a señalar la importancia del área de Cambados en relación a los desarrollos más osados e interesantes de la práctica escultórica en Galicia. En la cercanías de la Fundación Manolo Paz se encuentra así el taller de otro de los grandes maestros de la escultura contemporánea, Francisco Leiro, y esta tradición escultórica de la zona venía ya marcada desde principios del siglo XX por el trabajo y las propuestas de otros dos grandes renovadores de la escultura gallega, Francisco Asorey y Narciso Pérez Rey. La conexión con el ámbito cultural del área de Cambados se muestra así muy intensa en el área de la escultura sin dejar de abrirse a otros campos como el literario. En el municipio todavía puede visitarse la casa museo de Ramón Cabanillas, participante activo de las Irmandades da Fala y uno de los máximos representantes de la modernidad literaria en Galicia. También la presencia del Camino de Santiago y la Ruta del Padre Sarmiento refuerzan el carácter cultural del área.

Junto a estas tradiciones nobles, escultóricas y literarias de Cambados y sus alrededores, existe también una fuerte presencia de la agricultura y la pesca. Estas son los motores económicos y vitales fundamentales del estuario del Umia y en este sentido la obra de Manolo Paz está repleta de referencias. Piezas como Áncora, Adónde llega el mar, Catro estacións, Pleamar ou Marea negra, son indicativas de como comparte su conocimiento del medio con agricultores y marineros. La presencia de la naturaleza en su obra, está marcada de alguna manera por las pautas de los hombres y mujeres que viven del trabajo en el campo y el trabajo en el mar. También las famosas Telleiras, construcciones de piedra y ladrillo en las que se cocían tradicionalmente las tejas de barro y que se encuentran en los alrededores de la playa do Facho en Castrelo, dejan su impronta en la obra de Manolo Paz, con sus arquitecturas de cúpulas de ladrillo y pequeñas teselas, en esos momentos en los que la obra de Manolo Paz acumula piedras, como se hace al construir telleiras, catedrales o balados.

Por último es imprescindible señalar quizá una de las cosas más definitorias del entorno de la Fundación Manolo Paz, la omnipresencia de la gastronomía, marcada por los pescados y mariscos de la zona y de las viñas y las bodegas en las que se prepara el vino, con la apreciada uva Albariño o con otras uvas del país que están siendo rescatadas y puestas en valor por los bodegueros de la zona, como el Caíño blanco, el Espadeiro o el Loureiro. Precisamente a esta uva Loureiro dedica Manolo Paz una gran escultura presente en el Museo Etnográfico y del Vino de Cambados; obra en la que el granito se convierte en una serie de grandes copas de vino junto a un lagar. Algunas de las más importantes bodegas de la Denominación de origen Rías Baixas se encuentran en el área de Cambados y junto a ellas se constata la presencia del vino en la zona desde época romana, de la que todavía se conservan algunos lagares cerca de los viñedos.

NACÍ EN UN PARAJE DE ALDEA QUE ERA UN SITIO CON MUCHA VIDA EN EL CAMPO PERO EN EL QUE NO HABÍA NINGUNA RELACIÓN CON EL MUNDO DEL ARTE. LO QUE SÍ HABÍA ERA UN ARTE DE LA AGRICULTURA MUY INTERESANTE, DE LABRAR LAS TIERRAS, DE CULTIVAR. PENSÉ QUE SI EN EL ENTORNO SE PLANTAN PATATAS O MAÍZ, TAMBIÉN SE PODRÍAN PLANTAR ESCULTURAS.